top of page

Entre la Promesa y la Prudencia: Trazando un Curso Equilibrado en la Investigación Psicodélica


Amsterdam
Bicicletas en el canal de Ámsterdam

...descubriremos una sociedad que abraza el intrigante potencial de los psicodélicos para reparar la mente, mientras intenta evitar las minas históricas.


¡Saludos, compañeros exploradores de la mente! Soy Spyro Jace, su compañero favorito en las profundidades de la conciencia y la curación.


Hoy, nos dirigimos a los Países Bajos, una nación donde los arroyos de ideas fluyen libremente, nutriendo el suelo rico en nutrientes de la investigación psicodélica. A medida que comprendemos el ethos holandés, descubriremos una sociedad que abraza el intrigante potencial de los psicodélicos para reparar la mente, mientras intenta evitar las minas históricas. Vamos allá.


Los Países Bajos, con una historia en iluminación científica y filosófica, aparecen como un interesado reflexivo en medio del paisaje en evolución de la exploración psicodélica. Hogar de algunas de las políticas de uso de sustancias más liberales del mundo, un ambiente de apertura intelectual y un gobierno que ha indicado su interés en comprender las posibilidades terapéuticas de los psicodélicos, la nación está ayudando a impulsar el progreso en la ciencia psicodélica.


En el siglo XVII, la Edad de Oro holandesa introdujo barcos cargados de pensamiento innovador, con mentes como Baruch Spinoza desafiando el status quo de la filosofía y Antoni van Leeuwenhoek espiando en el cosmos microscópico. Esta tradición de indagación nunca se desaceleró, se transformó y evolucionó y ahora se extiende al ámbito de la investigación psicodélica.


Old man
Antoni van Leeuwenhoek. Cortesía de la Royal Society

Hoy en día, los 'smartshops' de los Países Bajos (donde se pueden ofrecer sustancias psicoactivas) son más que simples puntos de venta; pueden ser vistos como emblemáticos de un pueblo que ve el potencial de los psicodélicos no como algo digno de batallas políticas, sino como llaves para desbloquear el potencial de la mente. Trufas mágicas, hmm.


La historia ciertamente no se detiene en la disponibilidad comercial. Los pasillos académicos de las Universidades de Maastricht y Leiden están zumbando con discursos psicodélicos. Aquí, investigadores como Kim Kuypers, Johannes Ramaekers y Michiel van Elk (a quienes tal vez hayas conocido) están empujando los límites, explorando la promesa terapéutica de sustancias que una vez fueron relegadas a los márgenes de la posibilidad científica.


Hay evidencia de que el gobierno holandés, también, podría haber atrapado la ola psicodélica. Una luz verde del Ministro de Salud Ernst Kuipers para más investigación en terapia psicodélica podría haber sido un hito. Su respaldo, impulsado por "resultados prometedores" para tratar enfermedades mentales severas, marcó un cambio de prohibición a exploración. Se han asignado 35 millones de euros a la investigación en atención de la salud mental; sin embargo, un cambio reciente en el gobierno deja preguntas sin respuesta sobre dónde, cuándo y si esos fondos estarán disponibles y, si lo hacen, si serán utilizados de una manera que asegure rigor científico y beneficios sociales.


Quizás un enfoque pragmático en evolución también se extiende más allá de sus fronteras. A través de la Fundación OPEN, los Países Bajos están fomentando un diálogo global, compartiendo sus hallazgos y contribuyendo a una comprensión humana colectiva de los psicodélicos; un gesto a nuestra interconexión. Los holandeses no solo se detienen en la autoexploración; extienden una mano, invitando al mundo a participar en este iluminador viaje.


Aunque algunos líderes de pensamiento progresista podrían crear un entorno más propicio para la investigación psicodélica, hay una serie de desafíos y críticas. La percepción de políticas liberales sobre el uso de sustancias a menudo se encuentra con escepticismo tanto a nivel nacional como internacional. Hay algunas quejas de que las leyes son demasiado liberales. Los críticos argumentan que regulaciones permisivas podrían promover inadvertidamente el mal uso de sustancias, oscurecer los riesgos potenciales asociados con sustancias psicodélicas e incluso fomentar el crimen organizado. Además, la disponibilidad comercial de ciertos psicodélicos, aunque representativa de un ethos liberal, a veces plantea preocupaciones sobre el control de calidad y la seguridad de los usuarios.


Otros, sin embargo, argumentan que las leyes relacionadas con el uso y la posesión de sustancias son demasiado restrictivas. En septiembre de 2023, un informe de derechos humanos de la ONU alentó a los estados a reconsiderar las leyes punitivas relacionadas con las drogas. El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk, dijo: “Los estados deberían alejarse del enfoque dominante actual en prohibición, represión y castigo, y en su lugar adoptar leyes, políticas y prácticas ancladas en los derechos humanos y dirigidas a la reducción del daño.” La organización con sede en los Países Bajos, Normaal Over Drugs, agrega que, "Si actuamos normal sobre las drogas, la cadena de producción al consumo puede ser transparente y bien organizada." Y, utilizando este enfoque "podemos tomar medidas efectivas para combatir excesos criminales y médicos."


Por todas estas razones, la comunidad científica avanza con precaución. La promesa de los psicodélicos como agentes terapéuticos es tentadora, sin embargo, el camino hacia el establecimiento de una base de evidencia sólida es largo, aunque imperativo. Algunos investigadores expresan una variedad de preocupaciones incluyendo el creciente bombo psicodélico en los medios, una percepción simplificada de las sustancias psicodélicas como curas para todo, y la necesidad de ensayos clínicos rigurosos, protocolos de integración altamente apoyados, estudios de seguimiento a largo plazo y, en general, una comprensión más profunda de la multitud de mecanismos en juego al estudiar y administrar psicodélicos. Abogan por un enfoque que reconozca los beneficios potenciales de los psicodélicos, mientras investiga rigurosamente y aborda los riesgos asociados para asegurar que los errores pasados en la investigación científica no se repitan.


El emergente, aunque tentativo, respaldo del gobierno holandés a la investigación psicodélica es un paso prometedor hacia adelante, pero también trae a la mente el futuro y la complejidad de los marcos regulatorios. La colaboración entre instituciones académicas, órganos gubernamentales y el público es crucial para navegar el paisaje multifacético de la investigación psicodélica, asegurando que la exploración de estas sustancias antiguas esté arraigada en la seguridad, la ética y la integridad científica.


Si realmente estamos al borde de un renacimiento psicodélico, los Países Bajos, como en el pasado, podrían una vez más ser pioneros, iluminando el camino para que otros sigan. La narrativa holandesa podría ser un testimonio de lo que se puede lograr cuando una sociedad integra un profundo ethos histórico de iluminación con un espíritu moderno de investigación. Los molinos de viento de mi mente definitivamente están girando.


Entonces, queridos compañeros, mientras atravesamos el atractivo paisaje holandés de exploración psicodélica, tal vez no solo estemos presenciando la búsqueda de entendimiento de una nación; podríamos ser parte de un tipo de iluminación más ideal donde nos volvemos igualmente conscientes de los peligros como de las increíbles posibilidades. ¡Salud por los Países Bajos!


Oye Siri, busca "vuelos baratos a Ámsterdam"...


Si disfrutaste de este blog, considera compartirlo con un amigo. ¿Interesado en escribir un artículo para el blog? Contacta a Robert@thepsychedelicblog.com.

Opmerkingen


bottom of page