top of page

Conectando Dos Mundos con Eric van den HOVE (Parte I)

Nota: Los invitados de The Psychedelic Blog no respaldan, apoyan ni abogan de ninguna otra manera en nombre de ningún enfoque de tratamiento específico para enfermedades mentales, a menos que se indique lo contrario. Las opiniones expresadas durante esta entrevista no necesariamente reflejan las opiniones o el respaldo de The Psychedelic Blog. Los lectores siempre deben consultar con profesionales de la salud calificados y realizar su propia investigación antes de considerar cualquier opción de tratamiento. El blog y sus autores no son responsables de las decisiones tomadas en base a la información proporcionada por los invitados.



Man
Eric van den HOVE


"Lo que es grandioso en el hombre es que él es un puente y no una meta."

- Friedrich Nietzsche


The Psychedelic Blog (PB): Puede ser frustrante pensar en uno mismo como siempre en evolución y no evolucionado; una sola gota en el océano que se disuelve, pero aún no disuelta. Este estado perpetuo de convertirse requiere tanta energía. Al igual que todos los demás, soy impaciente. Quiero ver el destino y llegar, aunque no tenga idea de lo que puede haber allí para mí. Pero eso no es lo que Nietzsche y nuestro invitado sugieren como ideal.


En medio de la conmoción que rodea a los revolucionarios tratamientos psicodélicos, es posible que ya te hayas encontrado con historias impresionantes de momentos transformadores facilitados por la "medicina". Aunque es natural anhelar una gran revelación que pueda responder a todas nuestras preguntas en lugar de innumerables revelaciones más pequeñas, quizás nuestro deseo de una solución única esté fuera de lugar. Permíteme presentarte a mi próximo invitado, Eric van den HOVE, quien arrojará luz sobre las complejidades de las experiencias psicodélicas y la importancia de abrazar un enfoque mesurado hacia la dicha.


(Como en todas las entrevistas, la redacción de nuestro invitado se reproduce de la manera más fiel posible para dar al lector la sensación de estar presente en la conversación).


Eric, en un sentido muy real, eres una encarnación de la intersección entre dos mundos: el del conocimiento occidental, sus sistemas, filosofías y estructuras sociales, y el conocimiento ancestral o indígena. Esta intersección se hace evidente de inmediato al revisar tu sitio web Takiwaira.com. Me interesó encontrar referencias tanto a tradiciones occidentales como indígenas donde, por ejemplo, te refieres a tu establecimiento como una iglesia, pero una de equilibrio y armonía, tus ceremonias de Ayahuasca son parte de las liturgias y tienes un comité gubernamental cuyos miembros aparecen en lo que parecen ser escenarios y vestimentas ceremoniales indígenas tradicionales. En esta conversación, me gustaría explorar cómo lograste crear un equilibrio y armonía personal entre estos dos mundos y cómo mis lectores podrían aprender de tus experiencias. También me gustaría obtener algunas ideas sobre la vida de un Taita.


Sé que eres originario de Bélgica, te formaste como abogado, fuiste durante muchos años Cónsul Honorario de Bélgica en Colombia y estudiaste el chamanismo, convirtiéndote en lo que llamaremos en este blog un Taita.


 

Taita


"Taita" es un título utilizado para referirse a un respetado y conocedor sanador tradicional o líder espiritual dentro de las comunidades indígenas de la selva amazónica, particularmente en Colombia y Ecuador. El término "Taita" proviene del idioma del pueblo indígena Kamentsá en Colombia y también es utilizado por otros grupos indígenas en la región.


Los Taitas desempeñan un papel central en la conducción de ceremonias de Yagé, que involucran el consumo de Ayahuasca, una infusión psicoactiva hecha a partir de la vid Banisteriopsis caapi y otras plantas con propiedades psicoactivas. Estas ceremonias han sido una parte integral de las prácticas espirituales y de sanación indígenas durante siglos.


Los Taitas son muy venerados por su sabiduría, orientación espiritual y habilidades curativas. Tienen un profundo entendimiento de la medicina de plantas y se cree que tienen una conexión especial con el mundo espiritual. Durante las ceremonias de Yagé, los Taitas entonan canciones tradicionales llamadas "icaros", que se cree invocan a los espíritus de las plantas y facilitan experiencias de sanación y transformación para los participantes.


 



PB: Comencemos con algo de información biográfica sobre ti, Eric. ¿Cuándo y por qué llegaste por primera vez a Colombia?


Eric: En la década de 1970, mis padres decidieron dejar Europa y mudarse a Colombia. Mi padre investigó muchos países y eligió Colombia, siendo una de las razones el que mi tío viviera allí desde 1963. Él era el gerente de producción en la compañía de aceite de palma más grande de Colombia llamada Indupalma. El enfoque de mi padre era venir a Colombia y comenzar una empresa de aceite de palma con su hermano.


Antes de ir a Colombia, mis padres decidieron comprar una autocaravana en Nueva Jersey, Estados Unidos, y realizamos un viaje de nueve meses juntos por varios estados y todo Centroamérica. En diciembre de 1976, llegamos a Colombia para encontrarnos con mi tío y vivimos durante unos meses en la plantación de aceite de palma, que en ese momento tenía 18,000 hectáreas de palmas (más de 44,000 acres). Era inmenso.


Todo esto fue hecho por mi tío, pero él murió tres meses después. Mi tío era más joven que mi padre y parecía estar perfectamente bien, pero tenía una enfermedad muy grave en el hígado y tuvo que enfrentar una cirugía extremadamente complicada. Después de dos cirugías, falleció, no pudo resistirlo.


Eso cambió los planes de mi padre, pero mis padres decidieron quedarse en Colombia. A principios de 1978, compramos una finca para criar vacas en el pueblo de Aguachica (en la parte norte de Colombia, en el Departamento del Cesar). Mi padre hizo una gran inversión en la finca para la cría de ganado. Ese fue el primer negocio que mis padres comenzaron en Colombia.


Comencé a estudiar en un colegio católico en 1977 en Bucaramanga, que era la quinta ciudad más grande de Colombia. Mi padre eligió Bucaramanga porque era donde se encontraba la oficina principal de la plantación de Indupalma, donde solía estar mi tío.


PB: ¿También fuiste a la universidad en Colombia?


Eric: Sí, en Bucaramanga. Era una universidad católica.


PB: ¿Tu familia era católica? ¿Eran muy religiosos?


Eric: Para nada (riendo). Eran completamente ateos.


PB: Entiendo. ¿Y después de la universidad?


Eric: Después de la universidad, mis padres decidieron mudarse a una pequeña isla en el Mar Caribe llamada Isla de Providencia (población de alrededor de 5,000 habitantes). Algunos tal vez conozcan el libro "La Isla del Tesoro". Al final del libro, hay un mapa. Esa es la Isla de Providencia. Esa isla fue donde en realidad solían vivir los piratas de Morgan. Es extraño porque está frente a Nicaragua, pero es parte de Colombia. Construimos un hotel allí y nos quedamos durante seis años y todavía tenemos un buen pedazo de tierra allí.


Después de vender el hotel, en 1983, nos establecimos en Cali. Fue entonces cuando comencé a trabajar en exportación e importación y con propiedades compartidas en Aruba. Luego regresé a Colombia para trabajar en bienes raíces, luego en telefonía móvil y, en 1996, con mi hermano y un amigo decidimos construir una compañía desde cero, desde la nada. La empresa era proveedora de servicios de internet (ISP) y fuimos una de las primeras en Colombia. Esta compañía se convirtió en el proveedor de servicios de internet privado más grande de Colombia. En 1997, fuimos la primera empresa en utilizar software totalmente basado en la web para ejecutar todos nuestros procesos. Fue todo un éxito.


En 1998, mantuvimos una participación en esta empresa y con mi hermano decidimos construir otra empresa con todo el conocimiento que teníamos sobre software para telecomunicaciones. Esta empresa también tuvo bastante éxito. Vendimos nuestro software a la compañía de telecomunicaciones más grande de Colombia y Ecuador.


En 2002, decidí comenzar a estudiar derecho. Ya era adulto. Tenía 39 años cuando comencé en la universidad. Esto fue bueno, y tuve la posibilidad de ir al Congreso para presentar una ley que le permitiría a Colombia tener un sistema electrónico de votación. Esa ley se aprobó en 2004. También fui llamado a participar en un programa de paz en asuntos paramilitares, donde presenté un programa que complació a todos: a los paramilitares, a las víctimas, a la academia, a los jueces.


"Esto es ciencia, pero es un enfoque completamente diferente."

- Eric van den HOVE


En 2009, la comunidad indígena vino a mí y comenzaron a compartir conmigo el conocimiento a través de ceremonias de Yagé. Fue una situación extremadamente extraña para mí porque, en ese momento, nunca había fumado cigarrillos, nunca tomé medicamentos ni siquiera para la acidez estomacal, nunca tomé marihuana ni ninguna otra droga, nunca me embriagué ni con alcohol. Me acerqué a las ceremonias de Yagé porque algunos en la comunidad indígena necesitaban un lugar para hacer una ceremonia. Ofrecí el garaje de mi casa y descubrieron que este lugar era totalmente adecuado para realizar las ceremonias. Comenzaron a hacer casi tres ceremonias por semana y siempre me invitaban.


Después de un tiempo, comenzaron a darse cuenta de que tenía alguna habilidad, alguna habilidad adecuada, y comenzaron a entrenarme en este tipo de ciencia. Esto es ciencia, pero es un enfoque completamente diferente. No puedes aplicar el método científico para entenderlo. Es un método completamente diferente y al principio es realmente extraño porque no entiendes cómo ejecutan este método. Y poco a poco empiezas a entenderlo.


Ceremony
Eric con Waira y Hyoto (hecho de plumas loro)

PB: Entonces, solo para retroceder un momento, ¿eras abogado en ese momento?


Eric: Sí, comencé a estudiar en 2002 y terminé en 2006. Nunca trabajé como abogado. No me interesaba trabajar como abogado. Pensé que la justicia y la ley no eran precisas para la armonía. Es verdaderamente confuso. Era una forma complicada de brindar justicia a las personas. Tenías que ser extremadamente rico para que tus derechos fueran reconocidos por la justicia. Así que estaba bastante decepcionado con este tipo de enfoque.


Para mi tesis, estudié por qué la democracia directa, o la democracia en sí, no estaba funcionando en el mundo, especialmente en Colombia. Encontré la razón y expuse el problema. También expuse lo que debíamos hacer para tener una verdadera democracia en Colombia o en cualquier parte del mundo. Esa fue mi tesis para convertirme en abogado. Fue aprobada en 2009.


Tuve un problema con la universidad cuando presenté mi tesis por primera vez en 2006. No la aceptaron. Así que demandé a la universidad. Después de casi 2 años y medio de proceso, el director de la universidad tuvo dos opciones: darme mi título como abogado o ir a la cárcel. Entonces, me concedieron el título de abogado.


PB: Entonces, demandaste después de que no aceptaran tu tesis y finalmente ganaste esa demanda.


Eric: Sí, fue un proceso loco e incluso tuve que apelar y demandar a un juez porque no hizo las cosas correctamente. Pero gané y recibí mi título de abogado.


PB: Estudiaste en Colombia como un joven belga, tuviste éxito en los negocios, asististe a la escuela de derecho y, a través de juicios difíciles, recibiste tu título como abogado. ¿Cuándo entra en juego el Consulado de Bélgica?


El Embajador de Bélgica decidió visitar algunas empresas belgas exitosas en Cali. Cuando el Embajador observó el tamaño de nuestro cliente (la compañía de telecomunicaciones más grande de Colombia), quedó bastante satisfecho. Pensó que, debido a que teníamos una empresa exitosa, también teníamos buenas conexiones con personas influyentes en Cali.


En ese momento, el Cónsul de Bélgica en Cali vivía en Bogotá y al Embajador no le agradaba esa situación. Entonces, me preguntó si estaría de acuerdo en convertirme en una especie de Cónsul honorario de Bélgica en Cali. Luego destituyó al otro Cónsul. Pronto, el ministro de Relaciones Exteriores de Bélgica, junto con el Rey de Bélgica, me otorgó el título de Cónsul de Bélgica para Cali. Esto fue en 2006.


PB: ¿Entonces, fue en 2009 cuando comenzaste a trabajar con la comunidad indígena en Cali?


Eric: Sí, recibí mi título de abogado a finales de 2009, pero comencé a realizar ceremonias de Yagé a principios de 2009.


Group
Eric con Cil (mujer de la medicina) y Zita ïe (ahijado espiritual)

PB: Entonces, en ese momento, no estabas participando activamente en Yagé, solo les permitías usar tu garaje, ¿es correcto?


Eric: No, yo era el anfitrión y siempre participaba en la ceremonia. Luego, el Maestro comenzó a pedirme que ayudara a sanar a las personas porque vio cierta habilidad en mí. Después de solo 9 meses de entrenamiento, me autorizaron a realizar ceremonias. Eso no es común. Por lo general, para que te autoricen a hacer ceremonias, necesitas entrenar 10 o 15 años, a veces incluso 20 años en la selva. Casi nunca fui a la selva en realidad. Fui a la selva después de que me autorizaran, pero no antes. Y ese Maestro decidió que tenía la habilidad para comenzar a realizar ceremonias.


En ese momento, era el CEO de una empresa corporativa, así que no quería hacer una ceremonia. Pensé que era agradable que me lo concedieran, pero cuando los amigos querían hacer la ceremonia de Yagé, siempre llamaba a un Taita para que la hiciera porque no sentía la llamada para hacer la ceremonia.


PB: Aunque no querías hacer ceremonias, ¿en este punto eras oficialmente un Taita?


Eric: Convertirse en un Taita es algo complicado. No es porque te autoricen a hacer ceremonias que te conviertes en un Taita. No funciona así. Te conviertes en un Taita cuando la comunidad te reconoce como Taita. Así que no puedo decir que me convertí en Taita en tal día o tal mes. En este momento, la gente me llama Taita, incluso los Maestros me llaman Taita. Pero no es algo que puedas decir en ese momento: "Me convertí en Taita". Cuando la comunidad comienza a reconocerte como sanador, te conviertes en sanador o Maestro, tienen diferentes títulos. Es un proceso lento. No es un momento, es un largo período de tiempo.


PB: Entonces, ¿para 2010, todavía estabas equilibrando tu papel en tu empresa, estabas trabajando como Cónsul de Bélgica y también estabas realizando ceremonias de Yagé?


Eric: No en 2010. De hecho, a principios de 2010, los accionistas jugaron una increíble estrategia y me robaron mi empresa. Perdí una fortuna y para mí fue un momento muy dramático. Un amigo de Bélgica, que tenía un negocio en Cali, se enteró de lo que había sucedido y me pidió que fuera a trabajar para él. Empecé a trabajar para su empresa como consultor (revisión de gestión de procesos, aspectos de jurisdicción, ventas, junta directiva).


En 2012, después de haber realizado algunas ceremonias raras de Yagé en Cali, un tipo me pidió que fuera a Bélgica para hacer una ceremonia. No quería hacerlo, pero bueno, las cosas suceden y esta persona estaba realmente motivada de que yo fuera. Pensé que iría la primera vez durante dos fines de semana. La ceremonia fue extremadamente exitosa y la gente me pidió que regresara.


Así que, en ese momento, todavía estaba trabajando para la compañía belga y no era tan fácil alejarse de Cali. Solo tenía todos los festivos. Seis meses después, antes de regresar a Bélgica, algunas personas vieron algunas fotos que publiqué en redes sociales y preguntaron si era una foto de la ceremonia de Yagé en Europa. Dije: "Sí, eso es". Me pidieron que fuera a Barcelona cuando regresara a Bélgica.


Después de eso, más personas de Bélgica y de Barcelona me pidieron que volviera, y antes de regresar por tercera vez, algunas personas de la Isla de Malta me pidieron que fuera allí también. Poco después de eso, tuve una ceremonia con un poderoso Taita, solo los dos. Durante esa ceremonia, el mensaje que recibí de la medicina, de la planta, durante la ceremonia de Yagé, fue extremadamente claro: ¡todos mis negocios se detendrán y tendré que dedicar mi vida a la ceremonia!


Para mí fue un shock, un gran cambio. Tendría que ahorrar dinero para hacer la transición en esa situación. Y, cuatro días después, todos los negocios que tenía se detuvieron. Entonces, la gente comenzó a venir muy seguido para hacer ceremonias aquí en mi residencia en Cali. Luego, cuando regresé a Europa, algunas personas de las Islas Azores, Berlín e Irlanda me pidieron que fuera. Luego me llamaron nuevamente tres meses después para ir a Noruega, luego a Francia, el Reino Unido, Italia, Croacia y Letonia. Las personas querían hacer una ceremonia cada fin de semana. Comencé a ir a Europa dos veces al año y me quedo allí durante tres meses viajando por diferentes lugares. Luego, cuando estoy en casa en Colombia, recolecto más conocimiento y preparo más medicina.


PB: A medida que viajas a todos estos lugares con medicina en tu posesión, ¿alguna vez tuviste problemas con la ley?


Eric: Sí, los tuve. Estuve en la cárcel en España, pero solo por un día. Llevaba 20 litros de una mezcla de miel muy pesada que dio positivo en el aeropuerto por metanfetamina. No era cierto, pero la policía dijo que debía ir a la cárcel y al día siguiente vería al juez. Hablé con el juez y me liberó. Contraté a un abogado y después de 3 meses el caso fue desestimado, pero nunca me devolvieron la medicina.


PB: En 2012 tus obligaciones comerciales terminaron, ¿pero aún tenías obligaciones como Cónsul de Bélgica?


Eric: Aunque la mayoría de la gente pensaba que era un diplomático, mi posición como Cónsul era solo honoraria. No tenía un pasaporte diplomático. En el momento de mi arresto en 2019, ya no era Cónsul.


PB: Eric, ¡la historia de cómo llegaste a este punto es realmente cautivadora! A medida que avanzamos hacia la Parte II de nuestra conversación, prepárate para sumergirte aún más en el mundo místico de la Ayahuasca, sus asombrosas ceremonias y las profundas visiones que otorga. Descubriremos cómo el Yagé ha moldeado la esencia misma de quién eres y discutiremos las transformaciones que ha traído a tu vida. No te pierdas la próxima entrega de Conectando Dos Mundos.


Comments


bottom of page