top of page

Desafíos Mundiales de la Salud Mental: Una Conversación con Sarah Kline (Parte 2)

Actualizado: 8 dic 2023


Bienvenidos nuevamente a Desafíos Mundiales de la Salud Mental: Una Conversación con Sarah Kline. Sarah es la Directora Ejecutiva de United for Global Mental Health, una organización benéfica con sede en el Reino Unido y Estados Unidos que busca apoyar una mejor salud mental en todo el mundo.


PB: Sarah, hemos hablado sobre algunas de las labores que tu organización ha realizado, pero ¿cómo logran destacar su causa entre otras cuando el mundo enfrenta el potencialmente devastador cambio climático, las verdaderas amenazas de enfermedades más contagiosas y la creciente desigualdad de ingresos?


Sarah: En cierto modo, adoptamos un enfoque diferente. Se trata menos de destacar y más de integrarse. Por ejemplo, si miras los problemas de pobreza o desigualdad, la salud mental de las personas realmente sufre cuando viven en la pobreza y cuando no tienen acceso a empleo. Sostenemos que es importante encontrar formas sencillas de apoyar a las personas en tiempos difíciles. Incluso si es a través de apoyo entre pares, consejería o grupos de autoayuda, porque sufrirán menos en términos de su salud mental.


En el caso del cambio climático, ya hay mucha evidencia de ansiedad climática entre los jóvenes, en particular, sobre su futuro y lo que traerá ese cambio. Pero también el impacto en la salud mental debido a los desastres relacionados con el clima que se ven en las noticias: los incendios, las inundaciones, los deslizamientos de tierra y la necesidad de ayudar a apoyar a las personas, a todas las personas realmente. Porque estamos adaptando nuestras sociedades a las temperaturas y el nivel del mar en aumento, a los cambios en la forma en que cultivamos y a los cambios en lo que hacemos para trabajar o emplearnos. La salud mental está presente en todas esas cosas. Es más una cuestión de pensar en dónde podemos agregar valor y apoyar a las personas en tiempos difíciles en relación con esos temas.


"Preferiríamos enfocarnos en cómo la salud mental debería ser parte de la solución

y no solo del problema."

- Sarah Kline


PB: Luego, todos estos problemas están relacionados con las crisis y las crisis se relacionan con desafíos de salud mental incrementados.


Sarah: Exactamente. Si observas algo como el Covid-19, fue una enfermedad infecciosa, pero también condujo a mucha mala salud mental. Las personas necesitaron apoyo, ya sea aquellos que sufrieron de Covid prolongado, personas que perdieron seres queridos durante la pandemia o todos aquellos cuya educación fue interrumpida. Inevitablemente, al igual que todos contamos con diversas condiciones de salud física, todos también tenemos ciertas condiciones de salud mental. Es un factor determinante en cómo vivimos nuestras vidas. Preferimos enfocarnos en cómo la salud mental debería ser parte de la solución y no solo del problema.


Boy with a box
Vivir con restricciones de Covid-19

PB: ¿Puedes describir brevemente qué tan arraigados están el estigma y la discriminación en todo el mundo con respecto a las personas que viven con trastornos mentales? ¿Por qué es tan importante reducir sus efectos? ¿Y cuáles son tus estrategias para hacerlo?


Sarah: El estigma y la discriminación son un gran desafío. El año pasado, se realizó un estudio de personas que viven con problemas de salud mental en todo el mundo, llamado "Comisión Lancet para poner fin al estigma y la discriminación en la salud mental". El estudio encontró que la mayoría de las personas informan que el estigma es peor que el propio problema de salud mental porque los hace sentir aislados de sus familias y comunidades. La percepción de la salud mental de las personas puede llevar a una gran cantidad de prejuicios. Hay países donde no puedes votar, donde tal vez no puedas casarte, no puedes heredar dinero y, como ya hemos discutido, el suicidio es ilegal; si te autolesionas, o incluso si consideras autolesionarte, podrías estar sujeto a una multa y/o tus seres queridos podrían ser sobornados o se les podría pedir que paguen una multa. El estigma es un problema enorme. Si no aceptamos que todos contamos con condiciones de salud física y mental y que todos pasamos por períodos de buena y mala salud mental, es muy difícil para las personas vivir sus vidas plenamente en la sociedad.


PB: Además del desafío de la enfermedad mental en sí, ¿hay un encasillamiento diferente que los estigmas crean alrededor de esa persona y esa enfermedad?


Sarah: Sí. Y puedes tener diferentes tipos de estigma. Puedes tener el estigma, obviamente, que alguien experimenta de otras personas. Pero también existe algo llamado autoestigma: sentir vergüenza, sentirse solo, no querer hablar sobre tu problema de salud mental y, a veces, ni siquiera entender lo que te está sucediendo y no estar dispuesto a buscar ayuda porque tienes miedo. Piensas que es exactamente por eso que te rechazarán. Esas a menudo son algunas de las áreas más poderosas y difíciles del estigma para superar, las experiencias que las personas tienen dentro de sí mismas.


PB: ¿Existe una estrategia para reducir los efectos del estigma?


Sarah: Sí. Se trata más de cómo evitar el estigma, en primer lugar, que de reducir los efectos, pero puedo hablar de ambas cosas. Una de las cosas que hemos estado haciendo es trabajar con periodistas en diferentes países. Los medios de comunicación tienen un papel muy poderoso. Pueden ayudar a educar y cambiar las actitudes de las personas. Por supuesto, también pueden consolidar y reforzar actitudes y entendimientos inútiles o incluso erróneos.


Hemos estado organizando mesas redondas en África, América Latina y a nivel mundial, involucrando a periodistas para hablar sobre su cobertura en temas de salud mental. Exploramos el lenguaje que utilizan, su comprensión de los problemas de salud mental y cómo pueden generar un cambio positivo. Nos enfocamos en identificar informes irresponsables que puedan contribuir a resultados no deseados, como el suicidio, y promover informes responsables que puedan apoyar a las personas, alentándolas a buscar ayuda en lugar de recurrir a autolesionarse. Ha sido alentador encontrar que los periodistas, en general, muestran apertura y receptividad en estas discusiones. Expresan un genuino deseo de actuar de manera ética, mejorar su comprensión de los problemas de salud mental e informar de manera responsable. El feedback que hemos recibido hasta ahora ha sido abrumadoramente positivo, reflejando un compromiso compartido para crear un impacto significativo en la cobertura de salud mental.


Estamos trabajando en estrecha colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) mientras revisan sus pautas para informar sobre el suicidio, con el objetivo de proporcionar una guía valiosa a los periodistas. Además, la OMS ha desarrollado recursos y orientación exhaustivos para profesionales, incluidos los realizadores de documentales, para fomentar conversaciones significativas sobre la salud mental y comprometerse efectivamente con el público sobre este tema. Estos esfuerzos están diseñados para asegurar que las discusiones sobre salud mental sean informadas, sensibles e impactantes, al tiempo que equipan a los profesionales con las herramientas necesarias para abordar el tema de manera responsable.


PB: ¿Sabes si ha habido un efecto neto positivo o negativo en la salud mental debido a las redes sociales?


Sarah: Es una pregunta realmente interesante. Por supuesto, va a diferir mucho en todo el mundo y cambia según los grupos de edad. Ha habido muchos estudios diferentes, pero todos son un subconjunto de diferentes poblaciones. (Nota: aquí tienes un ejemplo, "El impacto de las redes sociales en la salud mental de los adolescentes" de la Universidad de Utah). Es justo decir que los datos también están cambiando con el tiempo.


Creo que las compañías de redes sociales han sido fuertemente alentadas a cambiar sus propias políticas y prácticas para que estén mucho más conscientes de la información que las personas pueden encontrar al buscar términos específicos y cómo asegurarse de que las personas sean dirigidas a información de apoyo en lugar de lo contrario. Hemos visto a algunas de las compañías más grandes asumir un papel mucho más proactivo, al dirigir, por ejemplo, a grupos de apoyo o líneas de ayuda a las personas que están escribiendo palabras relacionadas con el suicidio o la autolesión. También hemos visto a personas formando grupos de autoayuda o encontrando a otros en línea que puedan compartir el mismo diagnóstico o algunas de las mismas condiciones o factores que influyen en su salud mental.


Hay muchas cosas positivas que pueden suceder en línea en términos de compartir información y brindar apoyo. Al mismo tiempo, existen casos de ciberacoso, lo que representa un gran problema, y de mostrar imágenes inapropiadas. Hay muchas formas en que las redes sociales pueden generar una tormenta de comentarios desagradables e injustos que realmente pueden afectar la salud mental de las personas. Entonces, diría que sigue siendo algo que puede ser tanto para bien como para mal.


PB: Y, volviendo al tema del autoestigma por un momento. Imagino que parte del proceso de autoestigmatización es escuchar algo en público o ver algo especialmente en las redes sociales, y luego aplicarlo a uno mismo. Puede ser, por ejemplo, ver modelos con cuerpos inalcanzables en los medios y preguntarse por qué no puedo tener un cuerpo así. ¿Es así como funciona el autoestigma?


Sarah: Sí. Creo que la imagen corporal es un problema importante de la manera en que lo describes. Cuando me refería al autoestigma, era más como: si solo ves comentarios negativos sobre un determinado problema de salud mental, como la esquizofrenia, es posible que no quieras reconocer que tú mismo estás viviendo con esquizofrenia o que quieras hablar con otras personas al respecto. Hay una forma de autoestigma donde no deseas abrirte sobre el problema o no deseas reconocer que incluso tienes el problema. Las imágenes negativas en las redes sociales y los comentarios negativos pueden tener una variedad de impactos diferentes.



Sarah: La Red Global de Acción para la Salud Mental fue creada por nosotros y otros para proporcionar una forma para que los defensores de la salud mental de todo el mundo se conecten y trabajen juntos para lograr cambios. Tiene una serie de grupos de trabajo. Ahora hay alrededor de 3,000 miembros de más de 130 países. Acabamos de tener nuestra reunión anual. Nos reunimos en Ciudad del Cabo, Sudáfrica. Había 150 personas de 46 países. Nos reunimos en grupos de trabajo virtuales cada mes y también tenemos una serie de seminarios web cada mes.


La costa
Ciudad del Cabo Sudáfrica

Estas son formas en que las personas de todos los países pueden compartir lo que están haciendo para apoyar la salud mental. Tal vez estén dirigiendo una organización sin fines de lucro o trabajando en un departamento gubernamental o una agencia importante, como una agencia de las Naciones Unidas. En estos grupos, discutimos qué trabajo están haciendo, los proyectos que están llevando a cabo, las personas con las que están trabajando, lo que están viendo que funciona bien, cuáles consideran que son los desafíos y si desean solicitar apoyo a sus compañeros de manera efectiva. Esto supone la creación de una comunidad para aquellos que hacen trabajo en salud mental, las personas que realmente están haciendo el trabajo. Pero también supone una ayuda para el cambio de las políticas y la práctica. Como mencioné antes sobre algunos de los países donde se estaba despenalizando el suicidio, las personas que lograron hacerlo en su país ahora están trabajando con otros en otros países que están intentando hacer lo mismo. Parte de la Red se trata de brindar apoyo y aliento mutuo en el trabajo que están haciendo.

"Nuestra red de membresía es la principal red de defensa para una mejor salud mental global en el mundo."


- Red Global de Acción para la Salud Mental


PB: Eres la Directora Ejecutiva de una organización que busca mejorar los resultados en temas de salud mental en todo el mundo. ¿Cómo llegaste aquí?


Sarah: He trabajado en desarrollo internacional y luego en salud mental global durante la mayor parte de los últimos 25 años. Más recientemente, antes de esto, trabajé para la Organización Mundial de la Salud durante varios años. Alguien se acercó a mí interesado en formar una organización que abordara la salud mental en todo el mundo porque, francamente, a nivel mundial, en reuniones de la ONU o eventos importantes, la salud mental no se discutía de la misma manera que muchas condiciones de salud física. Ya sea el VIH, el cáncer u otros sectores como el agua limpia o una mejor educación, la salud mental simplemente no estaba presente. Es algo en lo que había trabajado durante algún tiempo, tratando de llevar los problemas a la agenda política, generar cambios. He trabajado en varios de esos temas, ya sea malaria o polio, o en el pasado en temas más amplios de salud o políticas educativas.


Formamos "United for Global Mental Health" en 2017 y lo lanzamos en 2018. Está registrado en el Reino Unido y en los Estados Unidos. Ha sido un gran placer desarrollar la organización con colegas. Asumí el liderazgo hace 3 años.


Hemos tratado de fortalecer la capacidad de las personas en diferentes países para impulsar y lograr cambios. Eso es realmente lo que hacemos, trabajamos para servir a los demás. Como dije, seguimos el camino que ellos quieren seguir. Ha sido tan inspirador ver, como mensioné anteriormente, el progreso que se ha logrado en Indonesia, Pakistán, India o Sudáfrica. Y, desempeñar un pequeño papel para apoyar a las personas que están haciendo un trabajo tan importante, pero también para ayudar a mejorar el entorno habilitador, ya sea cambiando la política del Fondo Mundial o trabajando con la oficina del Secretario General de la ONU para alentar su participación en África en temas de salud mental. Este es un rol muy gratificante y un lugar inspirador para estar.


PB: Entonces, ¿tu experiencia personal en ello fue simplemente ver e identificar una necesidad y querer hacer algo al respecto?


Sarah: Sí. Y, habiendo trabajado en otros temas de la misma manera, construyendo una campaña o una iniciativa o una especie de ola de acción. Lo he hecho durante años en una variedad de temas diferentes para diferentes organizaciones.


Por supuesto, lo que también me influyó, como a muchos otros, es mi propia experiencia vivida de salud mental. Vivo con trastorno bipolar y ansiedad desde hace muchos años. No es algo de lo que jamás hubiera hablado en un contexto profesional en el pasado, pero, en este papel, se tiene más permiso para ser tú mismo por completo. Creo que eso es realmente saludable y hemos visto que muchas más personas se adelantan y comparten sus experiencias de salud mental, ya sea su propia experiencia o apoyando a un ser querido o un miembro de la familia o amigo. No es nada raro que las personas tengan algún tipo de experiencia vivida y eso, por supuesto, ayuda a informar quiénes somos y qué hacemos como organización y las personas con las que trabajamos.


PB: ¿Tienes alguna sugerencia de lo que las personas pueden hacer para comenzar a cambiar la dinámica de la atención de la salud mental a nivel mundial en términos de obtener más ayuda para más personas que la necesitan?


Sarah: En términos simples, en sus propias comunidades, creo que se trata de hacer algo como un entrenamiento de primeros auxilios en salud mental para estar mejor preparado para apoyar a alguien que pueda necesitar atención. Esto es algo que puedes encontrar fácilmente en línea. Hay muchas organizaciones que lo ofrecen: Born this way foundation es una, o la fundación de primeros auxilios en salud mental en el Reino Unido. Lo primero es sentirte seguro de que, si alguien se acerca a ti individualmente, puedes decir y hacer lo correcto y brindar apoyo. Y, no tener miedo de hablar con alguien sobre su salud mental. Nueve de cada diez veces, simplemente se trata de poder sentarse y hablar con alguien como punto de partida y escuchar sin juzgar.


La segunda cosa que se puede hacer es pensar en el trabajo que estás haciendo y cómo puede conectarse con otros. Como dije, la salud mental no es un tema independiente. Si trabajas en educación, hay un componente de salud mental en eso, por ejemplo, el aprendizaje social y emocional y cómo los niños y adultos se desarrollan. Pensar en tu conexión con tu trabajo, tal vez en la política de salud mental en tu lugar de trabajo, es una forma en que se puede cambiar o mejorar. También puedes fomentar el entrenamiento de primeros auxilios en salud mental en el trabajo.


A nivel mundial, realmente depende. Si ya trabajas en una organización internacional con vínculos internacionales, entonces fomentar las conversaciones sobre salud mental siempre es muy importante, así como ser respetuoso con el hecho de que no siempre es fácil para las personas en otros países hablar sobre salud mental, sus propias experiencias o miembros de la familia debido al estigma. Aún así, es realmente útil. Cuanto más hablemos sobre salud mental, más podremos romper el estigma y mejorar la salud mental para todos.


Finalmente, lo que realmente falta es dinero y apoyo financiero. Hay una gran cantidad de apoyo y dinero que ingresa a la filantropía de salud mental en los Estados Unidos. Sin embargo, realmente, muy poco va a financiar la salud mental en todo el mundo proveniente de filantropías o asistencia internacional. Sería genial buscar formas de dirigir más financiamiento de manera más equitativa en todo el mundo. Esa es una prioridad para nosotros y alentamos este tipo de apoyo.


PB: Ha sido un placer hablar contigo, Sarah. Gracias por el trabajo que estás haciendo.


Sarah: Ciertamente, olvidé incluso mencionar la palabra interdependencia durante nuestra conversación. Y, sin embargo, todavía parecía como si el espíritu del jefe Seattle estuviera con nosotros todo el tiempo. La interdependencia parece ser el tema y énfasis principal en el trabajo de Sarah. Creo que su enfoque en la idea de que todas las cosas están conectadas y que dependen unas de otras es auspicioso para los esfuerzos futuros en mejorar los resultados en temas de salud mental en todo el mundo.


Consulta más recursos a continuación.


Conoce más sobre el trabajo de "United for Global Mental Health" - https://unitedgmh.org

Únete a la Red de Acción para la Salud Mental Global - https://gmhan.org

Organización Mundial de la Salud - Plan integral de acción en salud mental


Si disfrutaste de este blog, por favor considera compartirlo con un amigo. A continuación, hablaremos sobre el colonialismo y el legado del estigma en Ghana.

Comments


bottom of page